cine, citas

Saxofonista negro sobre ciudad nocturna

(En el grisáceo amanecer de la ciudad,
el muchachito negro que vendía periódicos
y jugaba a correr detrás de los tranvías
ha muerto atropellado por un súbito coche.
Su padre, músico en un club nocturno,
iba tras el pequeño ataúd blanco,
como único cortejo, cuando entró al cementerio).

Esta noche se mece una lenta cadencia
sobre las azoteas de la ciudad enorme.
Con el pausado vuelo de las aves fúnebres,
las notas que derrama un saxofón
llueven sobre el asfalto y luego mueren
bajo las ruedas de veloces automóviles.
En una callejuela, a la luz de una farola,
hoy un negro conjura la existencia
con unas pobres notas musicales;
silenciosas estrellas asisten a su duelo,
llamando a un hijo que no ha de volver.
La triste melodía va acallando
los alaridos de la jungla urbana,
y se abre en el silencio de la noche
la honda herida de una ausencia.

El nuevo día nacerá sobre las calles
con las últimas lágrimas amargas
de un músico borracho, y de un Dios
que llora, también Él,
inconsolable.

(Joaquín Moreno, en Desde otro tiempo, Númenor, 2002)

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s