apuntes, cine, citas

Cinema verité

Today, we live on camera; people record themselves and each other and put the results online; so-called reality television is anything but documentary, and everyone knows how much of it is set up and nobody cares; and the ubiquity of cameras coincides with a peculiarly intense self-consciousness, one that’s utterly different from that of such socially disciplined cultures as, say, France’s. In France, a guy walking into a café conveys the impression that he knows that eyes are on him, and his controlled gestures and knowing expressions bear the traces of the cultivated actor. Here, life on-camera comes with a sense of calculated innocence: every day, all of us have a moment that could get us certified insane and another that could bring about cinematic immortality, and that awareness pulls in two directions, the self-important and the self-deprecating. Knowing the radical contingency of our public identity—and the unpredictable ease with which it will elude our control—we think about it all the more. And that thinking (which is itself something other than performance) is the essence of the cinema.

Richard Brody, en su crítica de An American Movie.

Traducción rápida y aproximada:

Hoy, vivimos en cámara; las personas se graban a sí mismas o las unas a las otras y cuelgan sus resultados online; la auto-llamada reality television no podría estar más lejos del documental, y todo el mundo sabe lo preparado que está y a nadie le importa; la ubicuidad de la cámara coincide con una peculiar e intensa forma de falta de consciencia que es completamente diferente a la de otras culturas más disciplinadas socialmente, como la de Francia. En Francia, un tipo que entra en un café transmite la sensación de saber que todos los ojos están sobre él, y el control de sus gestos y expresiones recuerda al del actor maduro. Aquí, la vida-en-cámara viene con un cierto sentido de calculada inocencia: cada día, todos tenemos momentos que podrían enviarnos a un sanatorio mental y otros que nos encumbrarían a la cima de los inmortales del cine, y la consciencia se mueve en ambas direcciones. Saber la contingencia radical de nuestra identidad pública -y la impredecible facilidad con la que escapará a nuestro propio control- nos hace pensar aún más en ello. Y ese pensar (que es en sí mismo algo distinto de la performance) es la esencia del cine.

Estándar

3 thoughts on “Cinema verité

  1. A ver si me regaláis un diccionario inglés-español por mi cumpleaños, que es ahora en mayo. Y un kit de conocimientos sobre cine también estaría bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s