versitos

Una planta

Me encuentro ante esta planta en el antiguo
hotel de Portugal donde me hospedo.
Nunca sabré su nombre, y sin embargo
me parece una flecha cada hoja
como parece cada flecha un día;
las hojas, que del verde amarillean,
su aparente dulzura, sus espinas
arrojadas de pronto hacia la nada
en una terca huida hacia lo oscuro.
Tal vez el viento un tiempo las distraiga
y sin embargo al mismo lugar siempre
sus airadas espinas se dirigen.
En estas noches gélidas de invierno,
cada día, una flecha disparada;
tal vez nunca sepamos hacia dónde
se precipita su vaivén cegado
ni qué nombre la sombra les susurra.

Estándar

One thought on “Una planta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s