cine, humor

¡Esto es monstruoso!

(como le dijo Josefina a Napoleón en su noche de bodas)

Ayer tuve la oportunidad de ver una de esas películas de puro género del cine negro: The Unsuspected, de Michael Curtiz, una obra supuestamente menor y casi desconocida del director (para el que no le sitúe, fue el mindundi que dirigió Casablanca). Curtiz fue un director de los estudios, un hombre al que se le dio bien hacer películas de género y apropiadas para su época, que hacía productos enmarcados dentro de los estándares de la industria pero con una calidad para nada desdeñable; además, ha realizado un buen puñado de films, como pueden comprobar aquí (y no están todas, bueno, aquí sí, pero es en inglés).

A lo que iba. Esta película, The Unsuspected, de 1947, es una película de puro cine negro no sólo por la trama, los arquetipos de personaje, el tratamiento de los elementos narrativos o los pactos ficcionales; es una película negra porque además de intriga y asesinatos hay descreimiento, sorna, burla hacia un statu quo, representado fílmicamente por un espíritu socarrón y un humor corrosivo y sardónico con el que sonríes mientras te preguntas qué es lo que va mal en el mundo. Vamos, nada que no pueda ser ejemplificado con el amigo Hank Quinlan y sus cosas.

Así pues, más que volver a contarles un argumento de película de cine negro, que seguro que algo ya se imaginan, o alabar los giros de guión o la sobriedad y eficacia de la dirección de Curtiz, voy a destacar algunas de las frases de este tipo, cercanas a veces a algún texto de Wilde, que podemos oír en la película gracias a las manos escritoras de Bess Meredyth y Ranald MacDougall. Durante los primeros compases del film son un bombardeo constante, aunque luego la trama hace llevar a la película por sus propios derroteros.

-La secretaria del señor Grandison murió mientras éste realizaba su programa.
-¿Tan malo era?

-Hoy es el cumpleaños de Víctor. Una vez al año, sus amigos aparecen.

-Me gustan las cerillas, no hay que reponerlas. Se tiran cuando han cumplido su misión, como las personas.

-Aún estoy consciente. Querida, no sólo no he bebido demasiado, sino que no he bebido suficiente.

-Me fascina este cuadro. Se parece a Matko en su período inicial. ¿Quién lo pintó?
-Mi esposo, en su período sobrio.

-(Al descubrir que le han montado una fiesta sorpresa de cumpleaños) ¿Quién organizó esta tortura?
-¡Nos acordamos de tu cumpleaños!
-Querida, hace 20 años que trato de olvidarlo.
-Creí que te animaría.
-¿Quieres hacer algo por mí? Llévate al pianista y mátalo.

-La chica se suicidó colgándose de esta lámpara.
-Debió de ser un duro golpe para Grandison.
-Peor debió de serlo para la chica.

-Lo mejor de las fiestas es la despedida.

Por cierto, la frase del título también se dice en la película, no me la he sacado de la manga.

Estándar

One thought on “¡Esto es monstruoso!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s