cine

Mi butaca: Notorious (2009)

Notorious es una de esas películas que uno termina de ver con la sensación de que podría haber sido mucho más de lo que es. La película narra (o intenta narrar) la, por otra parte, corta vida del rapero Notorious B.I.G., uno de los grandes referentes de la historia del rap y el hombre que sacó adelante la escena en la Costa Este junto a Puff Daddy. A pesar de ello y, como es lógico, la mayor parte del hilo argumental de la película gira en torno a su meteórica carrera discográfica y a la contienda que se desató a mediados de los 90 entre la Costa Oeste (Tupac, Dre, Snoop Dogg) y la Este (Puff Daddy, Notorious, Lil’ Kim, Lil’ Cease).

Sin embargo, por alguna extraña razón, el director de la cinta, George Tillman Jr., que ya nos dejó otras cintas pasables pero irregulares, como Hombres de Honor, siente la extraña necesidad de anclar las raíces del rap de Notorious y sus motivaciones en su infancia de niño gordo y atormentado y de madre religiosa, ustedes ya pillan por dónde voy. Para colmo, el hombre decide que su cinta no debe durar mucho –al menos en eso acertó- y termina contando toda la infancia y adolescencia del protagonista en 15 o 20 minutos a base de planos cortos, diálogos más típicos que la mar y flashbacks-flashforwards. Todo un circo de maniqueísmo y cursilería, si pillan por dónde voy.

Una vez que el pobre director se ha deshecho de eso la película remonta, ciertamente. Aquí la opinión de uno empieza a cambiar, porque a pesar de los tópicos y el cursileo –sí, se puede ser cursi contando la historia de un nene que vende crack y se mete a superestrella del rap- la película tiene sus momentos de contar bien una historia, a lo que contribuye de forma decisiva la estupenda labor de James Woolard en el papel de Biggie Smalls, lo mejor de la película sin duda alguna. Tiene momentos en los que uno parece estar viendo secuencias de Malas Calles: es el peor Scorsese, sí (bueno, o por ahí), pero al menos es Scorsese.

Finalmente la cosa acaba complicándose mucho y la película se va yendo al traste en el último tramo también cuando todo se convierte en un lagrimeo y un dodecaedro amoroso que no hay quien entienda bien a menos que conozca la historia real del rapero. En fin, que al final uno acaba con la sensación de haber vuelto a ver 8 millas, con sus más, sus menos, pero en la misma línea. Eso sí, Notorious cuenta, sin duda, con mejor actor principal, y también con mejor banda sonora –completamente recomendable para los amantes del género-.

La película se estrenó el 16 de enero de 2009 en Estados Unidos y se prevé su estreno en España para algún momento de este mes de mayo.

Estándar

3 thoughts on “Mi butaca: Notorious (2009)

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. hanet dice:

    No tienes ni idea de hip-hop tio ni de quien es notorious B.I.G. asi que mejor cierra la boca que sabes lo mismo de cine que de coños pringao

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s