apuntes

Crítica: Eloy Sánchez Rosillo – Oír la luz (Tusquets, 2008)

(Este artículo será publicado en el en siguiente número de la Revista Númenor)

Los que abrimos por primera vez, hace unos tres años, La certeza (Tusquets, 2005), tuvimos la sensación de que algo había cambiado definitivamente en la poesía de Eloy Sánchez Rosillo. Algo que, sin duda, ya se había apuntado en La vida (Tusquets, 1998), que era más patente en La certeza, y que aún lo es más en este Oír la luz. Al que quizá haya sido el gran poeta elegíaco de esta generación (con el perdón de Julio Martínez Mesanza) le dio, curiosamente, por mirar hacia adelante. Y lo que es más, hacia arriba.

Nos encontramos en este libro a un Eloy quizá aún más humano (si cabe), como demuestran versos tales como “en el pecho de un hombre cabe el mundo” (p. 137). Para los aficionados de toda la vida de la poesía de Eloy, no se asusten: el Sánchez Rosillo de siempre sigue estando aquí, contemplando con su melancolía las playas, los atardeceres y los sauces. Sin embargo, lo realmente destacable de este Eloy nuevo está justamente en haber dejado la elegía a favor de un cierto tono más celebrativo, de un mirar más enérgico y a la vez compasivo, como demuestra el poema que da título al libro: “(…) podía oír la luz: se escuchaba allí arriba / como un rumor de enjambre laborioso” (p. 87).

También hay en este libro cabida para los poemas que reflexionan sobre el propio oficio del poeta. Esta reflexión, que forma parte de “los trabajos del alma” (p. 17), vuelve a versar sobre la necesidad del poeta, una necesidad inexplicable e inexorable, de guardar para la eternidad la belleza –efímera siempre- en unos pocos versos. Un ejemplo claro de este tipo de reflexión está en el poema “Flores de Buganvilla” (p. 107). También, sin embargo, el poeta se da cuenta de la imposibilidad de llevar a cabo esa labor, como afirma en el poema “Límites” (p. 47): “pero hay algo en su esencia que se me escapa, un algo / que la peculiariza y que es precisamente / lo que menos se entrega, cerrado, intransferible”.

Sin embargo, no todo es bueno –y melancólico- en “Oír la luz”. En menos de tres años, Sánchez Rosillo ha editado un libro de nada menos que 150 páginas. Y eso se nota. Leyendo ciertas partes de este libro uno tiene la inequívoca sensación de no encontrarse a poemas nuevos, de estar leyendo poemas que podrían haber sido descartados de “Elegías” o de “Autorretratos”. Habría que preguntarse quizá por la necesidad –o el imperativo editorial, quién sabe- de incluir varios poemas reiterativos sobre el mismo tema y que no se añaden nada entre sí.

En todo caso, para el lector de Eloy Sánchez Rosillo, quizá sean más –y sobre todo, más importantes- los aciertos que los errores contenidos en esta obra. Y seguramente tenga razón. Si uno consigue navegar, aunque sea a la deriva, con algunas “secciones” de este libro, podrá comprobar cómo, llegando ya hacia el final, el libro vuelve a remontar el vuelo hasta convertirse en una orquesta sinfónica que eleva su música al cielo en forma de canto (que es, por cierto, el título del poema que cierra el libro). Quizá se demuestre así una vez más la afirmación de José Julio Cabanillas de que, al final, la buena poesía siempre se abre camino sola. Y como lo puramente hermoso no puede ser más que señalado con el dedo y mostrado, valgan estos versos de “Un canto” que cierra este Oír la luz, y que nos deja con ganas de más:

“La luz de un solo instante, tan poderosa y dulce,
sabe saldar del todo cualquier cuenta
que un ser humano tenga con la vida,
y aún sobraría oro para aquellos
que incrédulos y tristes a mirar se acercaran.”

Estándar

2 thoughts on “Crítica: Eloy Sánchez Rosillo – Oír la luz (Tusquets, 2008)

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s