Sin categoría

El partido de la muerte (y no, no es el PSOE)

Una historia curiosa es la del “partido de la muerte”, que sucedió en 1942, estando Ucrania ocupada por la Alemania nazi. En verano de 1942, la Selección Nacional de la Wehrmacht propuso al Dinamo jugar un partido en el Estadio municipal. Los alemanes fueron muy confiados al encuentro puesto que ellos eran deportistas preparados y los jugadores del Dinamo eran obreros de fábricas con escasa preparación futbolística. Comenzó el partido con las gradas a rebosar, y con los principales militares de la Wehrmacht en Ucrania en el palco. De momento todo va bien para los invasores y los alemanes meten el primer gol de la tarde, pero todo se tuerce para los alemanes y terminan el primer tiempo perdiendo 2 a 1 contra el Dinamo. En los vestuarios llega un oficial alemán y advirtió a los jugadores del Dinamo que los alemanes jamás habían perdido un partido en territorios ocupados, y que si ganaban el partido serían todos fusilados. Los jugadores volvieron al campo y, haciendo caso omiso de la amenaza, metieron el tercer gol a los alemanes. El estadio se vino abajo y, sin dar crédito a lo que veían, las gradas veían como el Dinamo marcaba el cuarto gol. Antes de llegar a los 60 minutos de partido, el árbitro dio por terminado el partido y los jugadores del Dinamo fueron conducidos a un barranco, donde inmediatamente fueron fusilados.

http://es.wikipedia.org/wiki/Dinamo_de_Kiev

Estándar

11 thoughts on “El partido de la muerte (y no, no es el PSOE)

  1. Vázquez dice:

    Igual de menuda que la tuya. Vamos, chaval!, menudo subtítulo más mal puesto. Parece mentira que no seas capaz de verlo. Si era unchiste fácil, te salió por la culata: Plaffff!, Plafff!, hacia atrás… Es decir, tu entrada “retrata” todo lo que ha supuesto, supone y supondrá la (extrema) derecha y su intolerancia y su incapacidad de aceptar otras opiniones o resultados y su condición de “secta” mesiánica y un largo etc. Todos las “extremas” son iguales, o al menos se perecen en un 90% de su base, afirmo.

  2. Rubén dice:

    Los valientes están llenos de cementerios… No, era al revés.

    Pero mira, olé sus cojones. Murieron como héroes y, lo que es mejor, vivieron, durante unos cuantos minutos, como tales.

    Para mí es más que suficiente, máxime en una situación como aquella. Los partidos se ganan o se pierden, si pensamos en las lágrimas de orgullo y satisfacción de esos hombres antes de ser fusilados puedo pensar que mereció la pena.

    No sé, eso o ser explotados… Está clara la decisión. Una historia inspiradora.

  3. Vázquez dice:

    Rubén, me gusta tu comentario: “Una historia inspiradora”; una historia para no olvidarnos (pues nos enseña mucho sobre nosotros mismos) de ella, añado si me lo permites.

  4. Rubén dice:

    Para mí lo es, si estás dispuesto incluso a dar la vida por algo en lo que crees.

    Enseña en el sentido de que somos miseria y maravilla, creo yo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s