versitos

Poema de amor para una noche cualquiera

Me guardo las entradas del concierto,
la loza vieja de ciudad del norte,
las tardes bordeando las montañas,
los aldeanos y su idioma antiguo.
Me guardo esta ciudad del sur, las calles
que vamos destejiendo, de paseo,
la cerveza, el limón, la tarde eterna.
Me guardo tu sonrisa en estas calles
y todo lo no sido me lo guardo.
Pero deja que duerma en tu costado
rebosante de estrellas esta noche,
dibujando una música en tu cuello
y por cada rincón de tu cintura.
Déjame solo ahora con tus ojos
para pintar con ellos los colores
de las noches que no estuvimos juntos;
las guardo en lo profundo de una risa
que brota sin esfuerzo y nunca acaba.

Estándar

8 thoughts on “Poema de amor para una noche cualquiera

  1. ojo al segundo verso: cojea. Podría prescindirse de él.

    En vez de “pintar”, que es algo cursi, pondría “mirar”.

    Y también

    “que brota fácil y que no se acaba”. El grupo nun/ca/a/ca es cacofónico (nunca mejor dicho).

  2. Vázquez dice:

    Como sugiere Beades lo he leído también sin el segundo verso y cambiando pintar por mirar. Así me gusta mucho más. No obstante, lo reposaré y releeré.

    (Por cierto, “La vieja torre” tiene mucha fuerza en sus imágenes.)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s